miércoles, 30 de octubre de 2013

Luces de Lisboa


23 de septiembre. Atardecer en Lisboa, desde el elevador de Santa Justa. 


24 de septiembre. A primera hora de la mañana, el Sol se filtra entre las nubes.... 


... e ilumina la Plaza del Comercio.


 


Al Este, la luz blanquecina genera un intenso duelo de azules.


Al frente, el agua y el horizonte. 


Estelas de luz artificial en el elevador da Bica, estelas de luz natural sobre las aguas del Tajo. 


25 de septiembre. El espectáculo natural desde la popa de un barco turístico. 






 El cielo se vuelve rosado sobre los tejados del Barrio Alto... 



  ... y se incendia de naranja cuando el Sol cae sobre el puente 25 de abril. El deslumbrante ocaso del mirador de santa Catarina.

26 de septiembre. Paseo, de nuevo con luz cambiante, a la orilla del Tajo. 




27 de septiembre. Una despedida gris y plomiza desde el mirador de San Pedro de Alcántara. 


(Todas las fotos mostradas en este post están captadas con la cámara del teléfono móvil. Algunas las compartí directamente en Twitter e Instagram pero fue en Madrid, al regreso, cuando  me di cuenta de que todas juntas formaban esa combinación fascinante entre el esplendor y la decadencia que define a Lisboa)

Otro post anterior sobre Lisboa

2 comentarios:

tana dijo...


Muy buenas las fotos...Fantástica la de la planta del pie....Besazos....Tana

Santiago Saiz de Apellániz dijo...

Gracias, Tana, aún así no es comparable a la de la ballena que se sumerje...(mi viaje fue más modesto). Un abrazo muy fuerte.